miércoles, 19 de noviembre de 2014

..

Y que difícil es engañarte a ti misma para engañar a tu corazón, que hoy en día hay que pensar con la cabeza no con el corazón, que el tiempo pasa, las cosas cambian, hasta la manera de ver las cosas, si cada vez que me llamaste hubiera mirado con la cabeza y no con el corazón, a estas alturas yo sería la que te dijera adiós. Que las cosas no se olvidan como tomarse un café, que primero vienen para irse y te dejan como viniste. Que me gustaría escuchar canciones sin que me viniera tu olor a mi mente, sin que quisiera volver a vivir lo nuestro eternamente, pero ya nada es igual, hay que dejar las cosas pasar, como pasaban las horas en mi infinito mar, que hay que valorarse y mirarse al espejo sabiendo lo que vales sin pensar que alguien no valoro todo lo que haces. Pero siempre hay que mirar el lado positivo a todo, pasar página no es tan malo si sabes de la persona de la que te estás deshaciendo, que pensar que ya nada es igual no es tan malo ya que se producen algunos cambios. Que me hubiera gustado decirte todo lo que mi corazón en su momento se calló, pero esas palabras se van desgastando y quedándose en el fondo de mi corazón, que no hay porque llorar y ponerse triste por separarte de una persona, hay que alegrarse porque por fin hay algo por lo que merezcan la pena las cosas. Que la vida es bonita si la disfrutas, tenemos la música, algo que nos libera por dentro, nos quita las cosas malas que llevamos por dentro y nos devuelve solo los buenos momentos, nos hace disfrutar de cada momento, todo es mejor con música, hasta en los malos momentos, cualquier tipo de música puede liberar cualquier temor dentro de ti. Por eso hay que mirar con la cabeza y no con el corazón a la vida porque te da todo lo que puedes pedir, pasas momentos buenos que por mi parte siempre han abordado a los malos y con eso es con lo único que me quedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada